La realidad simultánea



El libro “LA REALIDAD SIMULTÁNEA”, se ha impreso en edición especial numerada. El libro es de tamaño A5 (21x15 cm) y 208 páginas, en encuadernación americana. Versión original en castellano. A partir del mes de Julio 2011 el libro estará editado también en lengua inglesa y en ruso. El precio de los ejemplares es de 23€ cada uno, gastos de envío incluidos para España. El libro y envíos certificados a Europa y Rusia: 28,50€. El libro y envíos certificados a América y resto del mundo: 31€. Puede solicitar su ejemplar desde esta misma página, en mail@valentinfotografo.com. A vuelta de correo se le indicará la cuenta de pago.


Presentación de Ediciones Ferramulín S.L.

Este es un libro de fotografía, pero un libro sin imágenes y que no habla de técnica, sin embargo está lleno de su espíritu por todas partes y respira Arte. Hace un análisis de lo que es hoy en día el arte fotográfico, de su “por qué”, de las circunstancias que le han traído a su momento actual y de lo que puede ser su futuro. Desvela, a los creadores, un camino alternativo al realismo, con el que la fotografía ha sido asociada desde su nacimiento, haciendo una incursión en los mundos y las capacidades de expresión que han quedado ocultos al vincular la fotografía con la representación de dicha evidencia, pues para el autor “lo evidente sólo es la máscara de la realidad”.  En esta obra, Valentín González abre caminos hacia un arte específicamente fotográfico, mostrando una vía hacia los estilos del futuro, de modo que se deriven únicamente de la naturaleza del mismo.  Presenta el concepto de “simultaneidad” -del que es creador-, como una alteración del modelo real, “el objeto”, en beneficio del mundo interior. Incluso se deja entrever su destrucción total, llevando la imagen hacia un arte basado en el propio símbolo.  Un interesante libro que ayudará a entender el mundo de la creación fotográfica. Dejará huella.


Presentación de Carmen Pesudo Chiva. Profesora de Técnicas de expresión artística. Universidad Jaume I, Castellón.

Este ensayo surge como resultado de una inflexión en el recorrido profesional del artista Valentín González. El autor realiza una re-visión, un volver a ver con mirada diferente, el mundo de la fotografía y su relación con el arte. El conflicto intelectual le lleva a reflexionar sobre el papel de la fotografía, su evolución, los géneros fotográficos y las denotaciones y connotaciones de la imagen fotográfica, el sentido último de la creación artística y la función de la fotografía y del artista. En esta obra el autor no sólo trata de encontrar significado al arte de la fotografía sino que va más allá y plantea la creación como un medio que nos revela nuestra propia verdad y belleza interior. La búsqueda de la identidad del artista y de la conexión entre el creador y el mundo (la manera en la que el artista ve la realidad, la traduce en imágenes y la ofrece al mundo para que éste las interprete) es una inquietud clásica. Las preguntas se encadenan en un dialogo continuo con el lector demandándole posibles respuestas, lo que lo convierte en un revulsivo intelectual. Se le estimula a replantearse desde dentro, a realizar un ejercicio de introspección para, desde lo más íntimo, impulsar un nuevo acto más creativo y más auténtico. Como apunta el autor citando a George Tice: “Sólo se puede ver lo que se está dispuesto a ver, lo que la mente refleja en ese momento especial”. A partir de las cuestiones antes planteadas, Valentín González explica su aprehensión de la realidad, su posterior tratamiento para dotarla de una nueva apariencia por medio de la lógica difusa y, finalmente, la conversión de la imagen primigenia en un símbolo. La multiplicidad de lecturas que adquiere una misma imagen es lo que subyace en lo que el autor denomina “realidad simultánea” y que demanda del espectador una mirada atenta y una actitud vigilante y analítica. Se nos pide escarbar entre las diversas capas de la realidad, entre múltiples realidades simultáneas. En definitiva, el autor cuestiona el concepto de fotografía y propone dotar al término de una acepción más amplia en la que quepan términos tales como interpretación, creación y traducción de imágenes, en donde el acto intelectual sea un hecho tanto para el emisor como para el receptor de las formas propuestas.